Riego

Mangueras, tipos y un poco de historia

manguera-jardineria

La necesidad de regar plantas llevando el agua a través de conductos no es nada nuevo y viene empleándose desde hace miles de años. Los materiales que se empleaban entonces eran cañas, pero al no ser flexibles y su dureza hacía que fuera difícil su manejo. Nada que ver con las mangueras que conocemos en la actualidad.

La manguera como tal, conducto flexible que se emplea para suministrar agua, fácilmente transportable y flexible se empleó por primera vez en Amsterdam en 1673 por los bomberos de esa ciudad y estaban hechas de cuero, no fue hasta 1835 cuando se empleó la goma (de caucho) para su fabricación. Pero fue en 1914 con la aparición de la goma sintética cuando la manguera tuvo su gran expansión.

Podríamos definir una manguera como aquellos conductos flexibles utilizados para conducir sustancias sólidas, líquidas y gaseosas. Algunas posee la capacidad de resistir fluidos corrosivos, absorber vibraciones permitiendo una fácil aplicación y flexibilidad.

Existen muchos tipos de mangueras depende de los contenidos que se van a transportar como serían líquidos, gases, hidrocarburo, aire, etc.
Otra forma de clasificarlas serían si están diseñadas para resistir presión interior positiva. o mangueras de aspiración (presión interior negativa) ya que si las primeras se usan para el este fín, al ser flexibles se colapsarían.
Y también hemos podido ver hechas de materiales tan diversos como lino o algodón con capas de cuero en las primeras etapas de su historia hasta las actuales compuestas de muchas capas y diversos materiales.

Las mangueras se componen de tres elementos:

  • Tubo interno. que debe de ser resistente a los elementos que vaya a conducir. El espesor y la calidad del compuesto depende del tipo de servicio, ejemplo serían las mangueras de butano
  • Su refuerzo que aporta resistencia mecánica y a la presión de trabajo y puede ser de diverso tipos: fibras (hilados), tejidos, alambres de acero. Incluso se inserta, a veces, una espiral de alambre de acero para aumentar la resistencia al colapsado. Un ejemplo de resistencia son las mangueras contraincendios que tenemos en nuestra tienda capaces de soportar hasta 15 bares de presión.
  • y otra parte es su tubo externo o cobertura con la protección y calidad depende de su uso, si es por ejemplo las mangueras de jardinería Aqualatex, Aquaflex o Aquagardem

Para mayor información y conocer más exactamente sus características les invitamos a que visite nuestra sección de mangueras con toda la variedad que tenemos.

Mangueras de butano Mangueras de aspiración Mangueras contraincendios

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *