Hogar

De la mesa camilla y la calefacción eléctrica

mini-estufa-electrica

Ahora, que ya se nos está echando el frío encima, será bueno conocer las ventajas de los calefactores de toda la vida, porque su eficacia y eficiencia para calentar espacios no ha dejado de ser usada desde que nuestros abuelos o padres la emplearan bajo “la mesa de camilla”.

¿Y por qué no? Los aparatos llamados de “Calefacción eléctrica por acumulación” son los que más habitualmente se emplea ya que no necesitan prácticamente instalación; su mecanismo se basa en resistencias a la corriente eléctrica para producir calor. Son muy empleados también gracias a su seguridad frente a los de gas que se necesitan de concentración en depósitos dentro de la casa.

La calefacción eléctrica es la mejor opión para zonas geográficas cálidas porque no requieren demasiada potencia para calentar estancias individuales o espacios donde se pasan peridodos cortos de tiempo, habitaciones o casas pequeñas.

La calefacción eléctrica se puede encontrar bajo diversos sistemas como los Termo ventiladores oscilantes, braseros eléctricos, o radiadores halógenos, pero sea cual sea el sistema, es una energía que no consume oxígeno, ni emite gases contaminantes. ni siquiera mantenimiento, solo basta limpiar los que tienen filtro de aire.

Además los diseños de actuales aparatos no están reñido con el buen gusto, la imagen de cabecera es una miniestufa o también llamado “lorito eléctrico” que vendemos en nuestra sección de calefactores de Másquejardines para que ya sea debajo de la mesa de camilla o en tu habitación o estancia lo puedas poner con elegancia y además sabiendo que ahorras por su bajo consumo.

Tipos de calefacción eléctricos:

  • Radiadores de aceite o termofluidos que disponen de una resistencia de acero que trasmite el calor a un aceite inodoro. Sus ventajas es que mantienen el calor durante más tiempo y suelen llevar termostato para conseguir una temperatura constante. No producen gases, humos ni residudos contaminantes y el uso está recomendado para casas con niños y animales.
  • Radiadores de cuarzo o estufas infrarrojas que disponen de tubos de cuarzo que se calientan al pasar las resistencias de la electricidad a través de ellos. Su principal ventaja es la rapidez para calentar, son instantáneos, Se recomienda usar en estancias pequeñas y cuidar que no están al alcance de niños y animales.
  • Placas radiantes que son envolturas metálicas lisas que emiten calor por radiación, su calor instatáneo y su reparto a través de onda son muy eficaces para el reparto del calor uniforme en habitaciones. Precio elevado.
  • Convectores que disponen de una resistencia eléctrica que calienta el aire frio que entra por una parte y lo expulsa a través de ventiladores por otro, la principal ventaja es que consumen poco pero producen ruido.
  • Aparatos de calefacción acumuladores de calor que emplean la electricidad para producir y almacenar calor compuestos por un núcleo acumulador formado de placas de material refractario con aislamiento térmico y un termostato regula tanto la carga como la esmisión. Su instalación es sencilla pero son caros, su ventaja es que la recarga se realiza en horas nocturnas para su ahorro y se puede regular a las necesiddes del día siguiente.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *