Cesped

Cesped natural o artificial

Césped natural o artificial

Decidir si nos conviene mejor hacer una instalación de cesped natural o artificial en nuestro jardín, piscina o parque es algo que siempre alguna vez nos hemos planteado. En este artículo haremos un repaso de la historia, materiales, datos y consejos que son interesantes conocer.

Si nos remontamos a su utilización decorativa habría que irse al siglo XVI cuando la aristocracia del norte de Europa plantaba el césped con fines distintos al agrícola, solo para ornamentación de su palacios y casas; la manera de mantenerlo antes de que apareciera el cortacesped en 1840 era usando la hoz manual.

Otro hito en la historia del césped fue gracias al paisajista André Le Notre que en 1700 diseño en sus jardines lo que él llamó “la Alfombra Verde” para referirse a las superficies lisas y verdes cuidadas y plantadas como conocemos actualmente el césped natural.

En cuanto a la historia del cesped artificial podemos distinguir tres generaciones en su desarrollo. El primer tipo de cesped artificial fue creado en 1965 y patentado por la empresa Monsantos en 1967 siendo usado comercialmente por primera vez para el estadio Astrodome de Huston. Aunque en los años 80 tuvo una crisis en su uso con fines deportivos, incluso en la segunda generación del material empleado porque era abrasivo, sin embargo a finales de los años 90 se consiguió una tercera generación de césped artificial hecho de polietilieno con fibras más resistentes y menos abrasivas simulando perfectamente al césped natural.

Sabiendo esto, que su durabilidad está garantizada al menos durante cinco años y que no necesita mantenimiento, el 95 % de las instalaciones que los instaladores y paisajistas realizan ahora son de cesped artificial, ni siquiera la excusa de “lo natural” o por motivos ecológicos está aconsejado ya que es el componente del jardín que más agua consumen, hasta tal punto que los gobiernos de distintas comunidades autónomas como por ejemplo el de Murcia que publican consejos para racionalizar el uso del agua en estos espacios.

Y como ayuda en este enlace podréis saber como regar el cesped de forma eficiente:

  • Riega solo cuando el cesped lo necesita, es decir cuando las hojas viejas comienzan a arrugarse o la pisada que haces sobre él permanece durante más tiempo de lo habitual.
  • Riega en profundidad para llegue a las raíces, si solo se queda en la superficie crecerá solo las malas llervas. El tiempo estimado es hacerlo con los rociadores durante 15 minutos. Comprueba metiendo una pala o varilla en la tierra.
  • Riega a primera hora de la mañana
  • Intenta que los rociadores no lleguen a la calle o acera y que no provoque escorrentía por la diferencia de nivel del terreno o su tipología.
  • Y riega las partes más difíciles a mano.

En nuestra tienda tenemos una sección de venta de césped artificial que podéis comprar por metros lineales o rollos cortados con las siguientes características y ventajas:

  • Apariencia realista y natural
  • Mantenimiento gratis con garantía de 5 años
  • Fácil de instalar
  • Drenaje natural
  • Seguro para niños y animales
  • Sin preocuparse de las malas hierbas
  • Sin manchas ni decoloraciones por sequías o descuidos (no naturales)
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *